Estudio de la degradación de aditivos en contenedores de plástico para alimentos por técnicas electroquímicas y la calidad del agua en purificadoras

Los derivados del ácido ftálico y el bisfenol A son usados como aditivos de polímeros orgánicos, tales como el PET y PVC, que se utilizan en la fabricación de botellas para almacenar agua purificada y alimentos envasados. Estos aditivos producen efectos en el medio ambiente, tales como la sensibilización de pulmones en humanos y animales, producen también irritación en los ojos, en la piel y en el tracto respiratorio y su exposición frecuente podría causar alergias en la piel, rinitis, bronquitis y asma. Además de lo anteriormente mencionado, los derivados del ácido ftálico y el bisfenol-A son compuestos disruptores endocrinos, los cuales, son sustancias químicas exógenas que producen cambios en las actividades normales de las hormonas. Los compuestos disruptores endocrinos han sido implicados en una serie de anomalías reproductivas y sexuales, observadas tanto en la vida silvestre como en humanos.

De acuerdo a lo anterior, en la UAM se están realizando una serie de estudios para desarrollar una tecnología económica y eficiente para degradar a estos aditivos utilizando técnicas de oxidación avanzada aplicando cloro activo. Evaluar la veces que se utiliza un garrafón de 20 l y la cantidad de aditivos que se extraen después de estar expuestos a diferentes condiciones de temperatura y de reuso. Adicionalmente, determinar la calidad del agua para beber generada en las purificadoras de agua, que han proliferado en la zona oriente de la Cd. de México (alrededor del 40 % de las establecidas en el área Metropolitana) de acuerdo a la norma mexicana NOM-201 de 2015 y el efecto en la salud de los consumidores.

Image
Image
Image

Image