Planta piloto 9
Tratamiento de residuos orgánicos y agua residual para la recuperación de energía y nutrientes

En la Universidad Autónoma Metropolitana- Iztapalapa se desarrolla desde hace 4 años un sistema para degradar la fracción orgánica de los residuos sólidos urbanos (FORSU) y tratar aguas residuales para la producción de biogás (metano y bióxido de carbono), que se utiliza para combustión de los autos y uso en la estufa.

El objetivo es llegar a tratar 1 tonelada por día para producir gas metano comprimido equivalente a 19 L de gasolina por día.

El actual problema de disposición de los residuos, que padece la Ciudad de México, podría solucionarse si se instalan 12 plantas operando bajo el mismo concepto que la de la UAM–I.

Soluciones a los contaminantes

Los tratamientos aerobios y anaerobios constituyen dos grandes alternativas para tratamiento de aguas residuales y residuos orgánicos degradables. El agua ya tratada libre de contaminantes orgánicos (excretas , orina y lixiviados), recibe otro tratamiento para poder eliminar parte de metales pesados y compuestos inorgánicos provenientes de limpiadores y jabones como son (sulfatos, surfactantes, amonio, etc.), por medio de un humedal en el cual el agua pasa y se eliminan parte de esos contaminantes inorgánicos restantes por medio de filtración y por absorción de las raíces de las plantas como el carrizo y el papiro dejando el agua tratada lista para su uso en riego de las áreas verdes de la universidad.

Image
Image